Cómo prepararse para ir a una feria de franquicias

Este viernes se celebra en Vigo la feria Franquiatlántico y  como ya hemos hecho en alguna ocasión vamos a enumerar todas aquellas tareas que con carácter previo a un futuro posible franquiciador o franquiciado le resulta conveniente realizar. La clave está en organizarse bien y con antelación para sacar el mayor provecho posible de nuestra visita a la feria.

  1. Echar un vistazo a la página web de la feria. Lo más inmediato es identificar las empresas que nos interesan y descartar a las que no. En la web de la inmensa mayoría de las ferias hay un apartado de expositores con una  descripción de las características comerciales de cada enseña. Esto nos permite hacer una criba preliminar y centrarnos en aquellas de nuestro interés.
  2. Recopilar toda la información posible de las empresas seleccionadas. Debemos de reunir toda la información que esté a nuestro alcance y llevarla bien estudiada. Aquí resulta muy útil abrir una carpeta para cada empresa con todos los datos que hayamos conseguido reunir y dejar apuntado que es lo que nos falta o las dudas que se nos planteen.
  3. Concertar una cita con las centrales franquiciadoras de nuestro interés. Este es un servicio novedoso y muy útil que ofrecen algunas ferias de franquicias y que permite ahorrar mucho tiempo puesto que las empresas ya cuentan con una persona disponible para atendernos en el horario que hayamos solicitado. Consiste en solicitar una cita on line a través de un link o un formulario que la feria habilita al efecto.
  4. Ir con la información preparada. Debemos tener claro qué es lo que nos falta y cuáles son nuestras dudas para dejar todos los cabos sueltos atados. Hay que aprovechar el tiempo al máximo.
  5. Llevar calzado cómodo, una bolsa para meter dossieres y publicidad, bolígrafo y papel. Recomendamos hacer acopio de toda la información posible aunque en el momento pueda parecernos irrelevante. Muchas veces, la oportunidad de negocio está donde menos se la espera y franquicias que a priori descartábamos pueden ser buenas opciones dignas de ser consideradas.
  6. Finalmente, asesorarse. Es importante saber hasta donde llega uno en materia empresarial y ponerse en manos de buenas manos para donde no se llega. No hay que poner en peligro un proyecto por haber cometido con anterioridad el error de no realizar una pequeña inversión en Consultoría. Ven y habla con nosotros.

Deja un comentario